Víctor Rodríguez Piña

Miembro del Capítulo BNI Centuriones y socio fundador de PLANETA FISCAL y KPS MEXICO

MI HISTORIA EN BNI

Para platicar mi historia en BNI debo remontarme a finales del año 2013. 

Recibí la llamada de una buena amiga para invitarme a una reunión de empresarios como consecuencia de que ella no podría asistir; solo me comentó que otro colega le había realizado la invitación, que tuvo que negarse a ir debido a su agenda, pero que pensó en mí para ocupar su lugar y asistir al evento a finales de octubre. Acto seguido, acepté su invitación sin saber a qué tipo de evento asistiría, pero al final, al escuchar la palabra “empresarios”, pues me pareció interesante.

Cabe mencionar que desde que fundé el despacho con otros dos amigos en 2002, en varias ocasiones habíamos intentado captar nuevos clientes al inscribirnos a cámaras o asociaciones de empresarios sin tener gran éxito en ello. 

Finalmente llegó el día; me preparé para salir temprano de casa para estar puntual en la colonia Roma a las 7:00 am en el lugar indicado, y hoy puedo decir que desde el momento en que llegué a la recepción del evento mi vida ha cambiado para siempre. 

Fueron las 2 horas más motivadoras que tuve. En ese momento, logré visualizar la REAL oportunidad de poder captar nuevos clientes para nuestra firma de contadores de forma casi inmediata; era darme la oportunidad de salir de mi cueva y comenzar a conocer nuevas personas que hablaban el mismo idioma que yo, y lo mejor, eran empresarios y dueños de negocios como el mío sin pretender impresionarme con contactos o temas políticos como en mis pasadas experiencias. Esto era REAL, poder conseguir NUEVOS CLIENTES con gente como yo. 

Hoy, 5 años y 10 meses después de aquel octubre de 2013, tengo el gran placer de decir que BNI me ha cambiado la vida empresarial y personal, basta con decir que actualmente no visualizo mi vida sin BNI. 

Como contador, los números hablan.

Hoy tenemos más de 200 clientes y casi el 60 % han sido como resultado de recibir y atender las referencias generadas en BNI, las cuales representan más de $4 MDP anuales que en casi 10 años no los habíamos alcanzado.

Ahora bien, después de todo este tiempo no solo he logrado generar más dinero para mi empresa, BNI es y ha sido una maestría en negocios para mí, he absorbido infinidad de conocimientos a nivel empresarial y personal que me han permitido mejorar mis habilidades como empresario, vendedor, administrador, entre otras muchas cosas más. Yo siempre digo que BNI es una escuela de negocios que nos enseña a no solo vender, sino que nos ayuda a contar con muchísimas herramientas para salir al mercado y ganarle a nuestra competencia con una simple pero poderosa filosofía, GANAR DANDO. 

En el momento que aprendí lo poderoso que es aplicar esta filosofía, empezaron a lloverme referencias que hoy en día siguen generando ventas de segundo, tercer, cuarto y quinto nivel por el simple hecho de utilizar toda la metodología que BNI pone en nuestras manos. 

Algunos me preguntan que si no me he aburrido en BNI después de casi 6 años; simplemente me limito a contestar que mi vida no es la misma sin BNI, que a pesar del tiempo transcurrido y, mejor aún, en el mismo capítulo, cada jueves me renuevo y me lleno de energía al comenzar mi día con actitud positiva generando nuevas ideas para mi empresa y para la gente que me rodea. 

Hoy tengo metas y objetivos muy ambiciosos para mi empresa y BNI seguirá siendo uno de mis mejores socios de negocio para lograrlo; estamos lanzando y desarrollando nuestra nueva marca de software que permitirá incrementar nuestra cartera de clientes en un 400 % para el 2020. 

Finalmente, pero no por ser lo menos importante, quiero externar que a nivel personal he sembrado lazos de amistad de por vida con muchas personas que hoy puedo considerar mi otra familia; se han convertido en los verdaderos amigos en los cuales puedo apoyarme en las buenas o en las malas y que estoy seguro conservaremos hasta el final de los tiempos nuestra amistad, cariño y apoyo. 

Con todo lo anterior, solo me basta decir que si estás leyendo estas líneas y sigues pensando que BNI no funciona o que no es para ti, te invito a reflexionar y trabajar arduamente en la filosofía GANAR DANDO y te aseguro que tu vida y tu empresa cambiará por completo, y lo mejor es que no estás solo, tienes a más de 4 mil personas como tú a las cuales puedes conocer en varios eventos regionales y nacionales en nuestro país para que sepan que existes y que sabes que ellos tienen el mismo chip tatuado en su forma de vender, la forma más antigua pero efectiva, la venta de boca a boca. 

Gracias BNI, Gracias CDMX ROMA, Gracias BNI CENTURIONES. 

Categories: Historias