Por el Dr. Ivan Misner

 

Reunirse cada semana es un compromiso. A algunas personas no les gusta reunirse semana tras semana. Así que, en 1986, como experimento, abrí siete capítulos que se reunían dos veces al mes. Con el tiempo, encontramos que estos grupos pasaron un 52% menos de referencias que los grupos que se reunían cada semana. Me decepcionó, pero no me sorprendió. Visité a cada grupo individualmente y dije: «Si pudiera mostrarles una cosa que duplicaría la cantidad de referencias que reciben en su grupo, ¿lo harían?». Todos respondieron: «¡Sí, por supuesto!». «Reúnanse todas las semanas», añadí. Les mostré los datos y seis de los siete grupos hicieron el cambio con éxito. Uno no. Ese cerró en el transcurso del año. En 1987, todos los grupos de BNI se reunían semanalmente.

He hablado acerca de esto muchas veces a lo largo de los años y puedes encontrar la historia anterior en el libro Ganar Dando, La Historia de BNI. Lo que nunca he escrito es «por qué» creo que las juntas semanales produjeron el doble de resultados que los grupos que se reunieron dos veces al mes, así que he estado pensando en ello. Éstas son las razones por las que creo que las juntas semanales generan el doble de negocios que los grupos que se reúnen dos veces al mes:

  1. Las juntas semanales son una forma de «repaso espaciado». El repaso espaciado crea un hábito de aprendizaje y compromiso que conduce al éxito. Existe una gran cantidad de investigaciones sobre este concepto, incluido un artículo de Dartmouth 2016 publicado en el Journal of Policy Insights From the Behavioral and Brain Sciences.
  2. Evitar la “negligencia benigna”. En la negligencia benigna las relaciones se deterioran con el tiempo. No siempre es intencional, pero casi siempre es perjudicial para el desarrollo de relaciones a largo plazo. Reunirse semanalmente lo hace virtualmente imposible.
  3. Practicar, practicar, practicar. Todos sabemos en el fondo que, si quieres sobresalir en algo, tienes que practicar. Los atletas profesionales NO dejan de practicar cuando van a la delantera de su juego. La gente de negocios tampoco debería. Reunirse cada semana es sobre mejorar y aprender. Es el acondicionamiento y la práctica para ser un campeón en los negocios.
  4. VCR (Visibilidad, Credibilidad, Rentabilidad) tiene que ver con el proceso de construir relaciones que conducen a referencias continuas. Reunirse semanalmente es un multiplicador de fuerza para moverse a través de estas etapas.
  5. Ver a los miembros cada semana los mantiene como «prioridad». Sabes que los verás en el día de tu junta, por lo que incorporarás tus presentaciones y la actividad de referencias semanalmente. Cuando te reúnes semanalmente, no puedes dejar el programa de lado. Es consistente y estructurado. Además, y este punto no se puede subestimar, es importante dar referencias mientras están calientes. Cuanto más esperes, más se pueden enfriar.

Todo esto lleva a más negocio. Una y otra vez, los datos han demostrado que existe una correlación lineal directa y marcada entre asistir a las juntas de BNI regularmente y generar más negocio (mucho más negocio).

Durante muchos años, he dicho que si quieres ser realmente exitoso en los negocios, necesitas hacer “seis cosas mil veces, no mil cosas seis veces”. Reunirte cada semana para practicar tus habilidades de networking es parte de la estrategia de seis cosas mil veces. Aprender a referir a tus compañeros y pasar referencias constantemente es un método probado y verdadero para construir referencias y relaciones de por vida.

Al CEO de BNI, Graham Weihmiller, le gusta decir que BNI es el CrossFit del networking. No podría estar más de acuerdo. Considera tu junta semanal de BNI como tus ejercicios aeróbicos de networking y aprovecha al máximo tu compromiso.

 

Fuente: https://www.bni.com/es/the-latest/blog-news/five_reasons

 

Junio, 2019.

 

Categories: Artículos